Cohete

16/06/2024 5.370 Palabras

Historia Las primeras referencias que se tienen de la existencia de cohetes datan de 1232, en la defensa de la ciudad china de Pekín, en la que se emplearon cohetes de pólvora. Años más tarde (1254-1280) apareció el cohete de pólvora en Europa, traído por los árabes desde China. A principios del s. XV el cohete era extensamente conocido y empleado en toda Europa. En los años siguientes dejó de emplearse como máquina de guerra, desplazado por los cañones de artillería, hasta que el inglés William Congreve (1772-1828) desarrolló un tipo avanzado de cohete de guerra. William Congreve, con el apoyo de Pitt, estudió diversos tipos de ellos similares a los del príncipe Alí, que fueron empleados en el campo de Boulogne contra Napoleón y en 1807 en la batalla de Copenhague contra Dinamarca. Estos cohetes Congreve, incendiarios, explosivos y de metralla, llegaron a tener un peso de 25 Kg. y un alcance de 2,7 Km., y fueron calificados como «el alma de la artillería sin su cuerpo». Su utilización fue corta, pues la aparición del cañón rayado en 1850 los desplazó nuevamente. El Ejército español, empleó una batería de cohete en las operaciones de 1835 en Navarra, así como en África en 1859.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información