Federico II de Prusia

Introducción

Desde muy joven mostró gran inclinación por la literatura, la música, la filosofía y las ciencias, contrariando los deseos de su padre, que había intentado inculcarle su afición a la milicia. A los dieciocho años trató de huir de la agobiante Corte prusiana; descubierto, fue confinado en el castillo de Küstrin, donde tuvo ocasión de conocer a fondo la administración del reino y los problemas del campesinado, y luego en Neu-Ruppin, donde se familiarizó con la organización del ejército.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información