National Gallery de Washington

16/06/2024 11.412 Palabras

Introducción En ningún país como en los Estados Unidos de América es posible contemplar hoy la vigencia de las peculiares relaciones que, a lo largo de la historia, han ligado la riqueza y el arte. No es cierto, como quiere cierta mitología romántica, que los grandes genios de la pintura, del arte, hayan vivido pobres y muerto en la miseria. La lista de los maestros consagrados en vida, y enriquecidos por unos protectores empeñados en casar su fortuna con un arte que adivinaban ya imperecedero, es amplia. Pero lo es tanto o más la de aquellos para quienes el magisterio espiritual, e incluso el éxito artístico, apenas tuvo compensación adecuada.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información